EL ARTE DE LA FUGA (ES) nov 2015

¿Una gran edición stradelliana?

 

El disco que hoy comento se presenta con el membrete “The Stradella Project vol. 2”. Y es que, gracias al Altísimo, la casa Arcana ha decidido editar anualmente un álbum con alguna de las composiciones de Alessandro Stradella interpretadas en el Festival Internacional Alessandro Stradella de Nepi (su localidad natal, próxima a Viterbo), siempre bajo la dirección de Andrea De Carlo con su Ensemble Mare Nostrum. Si el año pasado disfrutamos de la serenata La forza delle stelle, hoy toca el oratorio San Giovanni Crisostomo, uno de los seis que se conservan, en la que, hasta donde yo sé, es la primera grabación mundial (si todo va bien, el año que viene se lanzará Sant’Editta, único que permanece discográficamente inédito). Feliz noticia que emocionará a los que, como un servidor, somos rendidos admiradores del progenitor del último barroco italiano.

La obra, conservada exclusivamente en una partitura manuscrita custodiada desde 1680 en la Biblioteca Estense de Módena, nos sitúa en la Constantinopla de principios del siglo V, con las tensiones entre la emperatriz Eudosia y el obispo Juan Crisóstomo. La ausencia de libreto y el carácter fragmentario de la partitura en lo concerniente a los dramatis personae hace que alguno de los intervinientes no estén debidamente identificados, lo que se salva con estudio e imaginación por Luca Della Libera, autor de la edición aquí empleada.

San Giovanni Crisostomo es una composición modesta en sus medios, al requerir únicamente cinco voces y bajo continuo. Esta limitación contrasta vivamente con el profuso empleo de la cuerda, con la división entre concertino y grosso –y sus fantásticos efectos dramáticos– característico de oratorios como el otroSan Giovanni (Battista). Sin embargo, como siempre pasa con los grandes, Stradella sabe hacer de la necesidad virtud y saca el máximo provecho de la escasez de acompañamiento, desarrollando enormemente las posibilidades del bajo continuo en recitativos y arias, multiplicando los números de conjunto y, en particular, haciendo extenso uso de todo el arsenal retórico disponible, presentando la voz como absoluta protagonista del drama. Por ello se aprecia un sabor arcaizante en esta música, que quizá mira más hacia atrás que hacia adelante, con un estilo muy madrigalesco. No obstante, la proverbial modernidad de Stradella se muestra en el progresivo empleo de la armonía y en un sentido melódico superior, del cual es buen ejemplo la delicada aria È si bella la luce del dì.

La interpretación, a cargo, como ya se ha dicho, del Ensemble Mare Nostrum, supera, a mi juicio, el buen resultado alcanzado en la anterior grabación del proyecto y alcanza con facilidad el sobresaliente, con un bajo continuo muy variado, discreto e imaginativo. Los intérpretes vocales se mueven en este estilo como pez en el agua y poseen las cualidades técnicas necesarias para enfrentarse con solvencia a las exigencias –a veces elevadas, como en la virtuosa Su, destati, o sdegno!– de la partitura. Preciosa la voz de Matteo Bellotto y muy destacable Arianna Vandittelli, a quien a veces se le va la mano en la furia del personaje.

Una novedad muy disfrutable y bienvenida.

 
JAVIER SARRÍA PUEYO
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon