Autor de óperas, ballets, intermezzi, oratorios latinos e italianos y obras religiosas, fue sin duda en el género de la cantata en el que Marco Marazzoli (Parma, c.1602-05 – Roma, 1662) dejó mayores muestras de su talento como compositor. Se conservan cerca de 400 obras suyas que pueden adscribirse al género, la mayoría escritas para una voz (casi siempre, soprano) y continuo, aunque las hay en diálogo con hasta seis voces, en algunos casos con instrumentos agudos concertados con las voces.

Protegido de los Barberini en Roma, Marazzoli tuvo amplio reconocimiento como arpista (no en vano, fue conocido en su época como Marco del arpa), pero muy pronto se interesó por el teatro y escribió óperas, como Chi soffre speri, de donde salen un par de piezas instrumentales para este disco del sello Arcana, que además incluye el Dialogo fra Rosinda e Olindo, obra que parte del estilo recitativo y termina con un aria a dúo, y también arias, arietas y cantatas, algunas de ellas con indicaciones instrumentales específicas, como Sopra la rosa, que pide violas da gamba, instrumentos predilectos al parecer en el entorno de los Barberini. Un par de canzonas de la colección publicada por Cherubino Waesich en 1632 para las violas completa la grabación.

El Ensemble Mare Nostrum que dirige Andrea De Carlo se presenta como consort de violas (quinteto, que exigen las piezas de Waesich) más continuo (clave, órgano, archilaúd, arpa). Su sonido es homogéneo, compacto, más dulce y delicado que profundo y perturbador, capaz de un apreciable lirismo y de sugerentes progresiones dinámicas tanto en sus partes solistas como en los acompañamientos a Soledad de la Rosa, una soprano argentina de voz refulgente, hermoso timbre y fraseo refinado y expresivo, que se muestra además como una buena conocedora de los recursos ornamentales de la época. La también soprano Nora Tabbush le da buena réplica en las piezas a dos voces

 

 

PABLO J. VAYÓN

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon